Calidad

Secado de la madera

El secado tecnificado es imprescindible en la industria de la madera, esto permite brindar la calidad necesaria en los postes de madera, para que puedan responder de la mejor forma ante las exigencias en su manipulación final, independiente del uso al cual se vean expuestos.

El secado consiste en la evacuación de agua que proviene de las paredes primarias y secundarias de la madera y de los lúmenes celulares (que son el soporte mecánico de estos órganos vegetales). Se conocen dos métodos universalmente: secado al aire y secado al horno. A su vez existe un tercer método que consiste en la combinación de estos procesos.

El secado al aire consiste en la exposición de la madera a factores climáticos de un lugar determinado (temperatura, humedad relativa y aire) hasta establecer un contenido higroscópico (capaz de absorver humedad) entre el medio ambiente y la madera. Los factores que determinan la velocidad del secado se asocian a:

Peso específico: las maderas livianas secan mas rápido que las pesadas y la albura más rápido que el duramen.
Espesor y patrón de aserrado: la velocidad de difusión del vapor es inversamente proporcional al espesor de la pieza de madera.
Condiciones climáticas
Método de apilado

Este proceso se realiza debido a las características que adquiere la madera una vez seca, dentro de las que más destacan es la notable baja de peso que entrega mayor maniobrabilidad y facilidad para el transporte, además aumenta la mayoría de sus propiedades mecánicas que es muy importante para las construcciones en las cuales la estructura muerta es a base de madera, el ataque de organismos xilófagos (termitas, hongos de pudrición y carcoma) disminuye considerablemente, lo que es favorable para la durabilidad de las construcciones expuestas a condiciones climáticas adversas. Para la producción de madera impregnada, lo ideal es trabajar con contenidos de humedad no mayores al 25%, un impregnado por sobre esta condición es deficiente, con poca retención y penetración de las sales CCA (arseniato de cobre cromatado).

Secado de madera

En Río Claro el proceso de secado se desarrolla en madera redonda (trozo descortezado) en distintos formatos (diámetros y largos), por ejemplo un poste de madera de 11 mt. de largo puede llegar a un 25% de contenido de humedad con 4 a 5 días de proceso continuo (120 horas), mientras que postes de menor diámetro y largo son secados en 48 a 72 horas con un proceso continuo al mismo 25% de contenido de humedad.

El proceso de secado debe ser continuo durante todo su ciclo, ya que detenerlo implica un producto final sin las condiciones óptimas para su uso, perdiendo calidad. Si existen contenidos de humedad por sobre lo requerido o muy dispersos,  influye en el proceso de impregnación, entregando una pieza que no cumple la norma chilena de impregnado NCh 755.

La capacidad instalada en planta es de una caldera de agua caliente la cual abastece a una cámara de tipo paquete de carga frontal de 200 m3 y a una de tipo túnel de 160 m3 (volúmenes nominales, las cifras reales varían de acuerdo con los diferentes formatos disponibles). Además, la planta cuenta con una caldera generador de vapor que abastece a dos cámaras de secado, ambas de tipo túnel con capacidad de 200 m3.

El disponer de cámaras tipo túnel, entrega la capacidad de tener carga de secado al interior y así aprovechar de preparar carga en las líneas externas a esta, eficiencia de los procesos. Una vez que se alcanza el contenido de humedad deseado en secado, las cámaras se abren permitiendo el ingreso de los carros que están preparados (ciclo continuo), teniendo mayor capacidad de respuesta a las necesidades de impregnación.